La artesanía alimentaria es una categoría reconocida y regulada por nuestra comunidad Autónoma, que ofrece al consumidor una amplia gama de productos individualizados de una excelente calidad y con características diferenciadas con respecto al resto de alimentos.

La intervención personal del artesano en la obtención del producto, el uso limitado de aditivos y determinadas maneras de elaboración constituyen nuetras principales señas de identidad.
 
Cada artesano depende de la tradición propia de cada uno de los territorios en los que realizamos nuestra actividad entrando así a formar parte de nuestra propia cultura. Para ser reconocido como artesano se requiere un reconociemiento previo por parte de las Autoridades a modo de carta o Autorización.


Las características de nuestras empresas asrtesanas se basan fundamentalmente en que los procesos de elaboración sean eminentemente manuales, con una estructura de ámbito familiar, teniendo que cumplir las disposiciones vigentes en materia de instalaciones, establecimientos, calidad y condiciones higiénico-sanitarias de los productos elaborados, en las que el artesano toma parte directa y personal en la ejecución del trabajo.

Los "artesanos de alimentos" estamos considerados como parte importante del patrimonio, y por ello desde las Instituciones Públicas e incluso desde el propio sector privado se está ayudando a proteger nuetras formas tradicionales de producción debido también a la ascendente evolución tecnologíca del sector alimentario.

Desde Jamones Bronchales luchamos para que el Patrimonio y la cultura gastronómica de nuestra sierra de Albarracín no se muera, y usted puede ayudarnos a mantenerla.